Carta a nuestra pequeña.

Se acerca la fecha mi niña, en la que esta sociedad ha pactado que los niños nacidos en el 2007 comenzarán sus andaduras lectivas en la escuela. Pero papá y yo decidimos ya hace muchísimo, que nos desmarcábamos de esa opción. Iremos a contracorriente una vez más, seremos los diferentes, pero seremos fieles a nuestros ideales.
Tu nacimiento nos abrió por arte de magia la puerta a una nueva visión de la sociedad. Pero sobre todo nos enseñas desde que llegaste ha este mundo, que las necesidades de la infancia no son las que creíamos, o nos hacían creer. Sólo hay que despertar, abrir la mente y observarte, ver como creces cada día física e intelectualmente. Y dejarse llevar por los instintos. Así lo hemos hecho hasta ahora, con el sueño, con la lactancia, con la alimentación, con el juego, y con tantas cosas. ¿Así que porqué ahora nos vamos a sentir "obligados" a darte ese tipo de educación que nos ofrecen?. No creemos que tus necesidades reales actuales sean esas, así que pequeña, un año más te quedarás en casa con mamá.
En la infancia que vivimos tu padre y yo, los niños comenzaban la escolarización a los cinco años, y no era muy habitual ir a la guardería. De eso tampoco hace tantos años. Nos preguntamos si no tuvimos una buena educación lectiva al ser escolarizados a esa edad, sin embargo observamos que a los 14 años eramos capaces, por ejemplo. de escribir frases correctamente; algo que en la actualidad no sucede generalmente. Entonces, si no se han mejorado las capacidades educativas ¿qué es lo que se pretende al adelantar la escolarización?. Es posible que haya una corriente que acepte que el aprendizaje temprano dirigido es la mejor opción y por eso en la actualidad se actúe de este modo, pero no creo que sea descabellado pensar que nuestra sociedad necesitaba de lugares públicos gratuitos en los que dejar a nuestros hijos para poder salir a trabajar.
El pre-escolar cumple una función de aprendizaje a través del juego, perfecto, ¿pero no puedo ofrecerte yo eso mismo en nuestro hogar siempre que nuestra economía lo permita?. ¿Y la atención no será mucho más personalizada?. Entonces mi vida, ¿para qué escolarizarte este año?. En casa podrás seguir viviendo la vida sin saber lo que es tener que madrugar aunque no te apetezca, podrás estar en los brazos de mamá si un día estas enferma, te caes, estás triste o cansada, podrás ir al baño sin tener que pedir permiso, podrás seguir tomando tu tetita a media mañana si te apetece, y lo más importante para nosotros, podrás dedicarte a hacer lo que te apetezca. Aquí estaré yo, un adulto sensato, para cuidar que no malgastes tu infancia pegada a la televisión, que es lo que les preocupa a tantos. Te ofreceré como hasta ahora, un abanico amplio de posibilidades de las que tú escogerás la que más te apetezca (manualidades, lecturas, música, baile, matemáticas, idiomas, ...). Y sobre la socialización, seguiremos socializando como hasta ahora, con las vecinas, con la panadera, con los bebés que vienen a casa con sus mamás a aprender ha hacer masajitos, con tus amiguitas del taller de masaje en el que participamos cuando tenías tres meses, con tus amigas homeschooler, con los niños del parque, con los de la playa, con las titas y las abuelas,.........No creo que no estar escolarizada suponga ningún problema para que te relaciones.

Parece que estuviese hablando de una niña mayor, pero hablo de la niña de apenas dos años y medio que eres. ¿Qué son dos o tres años en la larga vida de un ser humano?, ¿qué son dos o tres años en los 80 o 90 que cumplen muchos de nuestros ancianos?. ¿En serio es tan importante aprender a escribir o a decir palabras en inglés a los tres años?.
No dudo de que a estas edades los niños son esponjas, ya lo sé. Pero tampoco dudo de que un adolescente de 14 años interesado en aprender a tocar la guitarra eléctrica no sea capaz de hacerlo, o de que una señora de 50 años no pueda sacarse el graduado escolar si lo desea. Creo que en estas edades tan tempranas no hay que dirigir el aprendizaje, sino estar acompañándolo para que puedan empaparse de aquello que les sorprende, les cautiva o inquieta, y sobre todo ¡para que puedan jugar!. No olvidemos nunca lo importante que es el juego en los niños y lo enriquecedor que es.

Hija mía, yo sigo considerándote una niñita pequeña, y no hablo de sobrepotección (ya que tú cortas con tijeras, coses con agujas, nadas por lo profundo de la playa, me ayudas a cocinar, vas por la calle sin darme la mano constantemente,...), hablo de evolución. Todavía no dominas a la perfección el lenguaje o el control de esfínteres, y ya estamos pensando en que debes "aprender X". No mi vida, ya habrá tiempo para todo. Ahora sigue disfrutando de tu vida como hasta ahora. Y yo seguiré disfrutando de estar a tu lado a cada instante.
Gracias hija mía por haber venido a darnos tanto.


Mami.

2 comentarios:

Pili dijo...

Me recomendaron tu blog..me parece precioso...y bueno yo he decidido quitar a mi peque del cole, que también es del 2007..y me siento identificada con todo lo que dices..Mi hijo ahora es feliz...me encanta ver que hay más personas coherentes con su forma de ver la vida...que no siguen la masa porque toca..Gracias..preciosa tu pequeño tesoro

Mami. dijo...

Gracias a ti por tus palabras. Y mis felicitaciones por ser una familia feliz, nada fácil en esta sociedad.
Un saludo y nos mantenemos en contacto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...